Si mi abuela viera esto...
[Un blog con este subtítulo]

Teruel Existe!!

lunes, agosto 11

# Descubrir Teruel 

Que Teruel existe ya comienza a ser sabido, pero además de existir tiene rincones que merece la pena visitar. Aprovechando que K está por aquí de vacaciones hemos estado este fin de semana recorriendo algunos lugares que quería enseñarle y otros que quería descubrir con ella. Empezamos el sábado por la tarde con lo más cercano, el museo paleontológico de Galve y el museo minero de Escucha. El primero es un pequeño museo que expone fósiles de dinosaurios y otra fauna antigua encontrados en los alrededores de este pequeño pueblo. Actualmente está integrado en la "Ruta Jurásica" organizada alrededor de Dinópolis Teruel, lo cual es un contrasentido porque la zona es del Cretácico, y no del Jurásico, pero en fin, el merchandaisin manda. No se si os he dicho alguna vez que una de mis aficiones es la paleontología y los temas relacionados (la evolución sobre todo), así que en este museo, que he visitado varias veces, me encuentro muy a gusto. Es apenas una sala con 5 o 6 vitrinas, pero expone algunas piezas importantes, como los restos del Aragosaurus (un saurópodo enorme descrito por primera vez en la localidad), y restos de micromamíferos, un tipo de fauna a la que se presta poca atención en la mayoría de museos. Y sobre todo es un museo que está montado con mucho cariño, y eso se nota en todo. También se pueden visitar zonas de huellas fósiles de dinosaurio (Icnitas). De allí, como ya he dicho, fuimos al museo minero de Escucha. Este trata de mostrar lo que fué la riqueza de la comarca donde vivo durante muchos años, la minería del carbón. Incluye la visita a una mina real, visitando varias galerías a unos 200 m de profundidad (no apto para claustrofóbicos). Yo convivo a diario con personas que han pasado muchos años en la mina, y el visitar este museo me hace comprenderlos mejor, y sobre todo, a no quejarme de mi trabajo. Yo ya lo había visitado, pero me apetecía que K lo viera, y la verdad es que le impresionó bastante.
Luego, cena en casa y copa tranquilamente en el jardin, disfrutando del bajón nocturno de temperaturas (16 ºC a las 12 de la noche. Que conste que esto lo pongo exclusivamente para envidia de los que vivís en ciudades, o en la costa, o en el sur, etc).
El domingo nos fuimos de excursión al Parrizal de Beceite. Yo no lo conocía, a pesar de que había oido hablar bastante de él. Es un descenso por cañones y barrancos excavados por el río Matarraña. Un lugar precioso, y eso que a pesar de que llegamos pronto caía un sol de justicia. La excursión termina en una zona donde, aprovechando un antiguo azud y una pequeña cascada, han construido una piscina "natural" (entrecomillo porque en realidad no es del todo natural, claro) con el agua helada, ideal para refrescarse tras la excursión y pillar una faringitis como Dios manda. Llevábamos comida de casa, así que comimos allí mismo, a la orilla del río. De vuelta a casa entramos en Molinos, a visitar sus famosas grutas de cristal, pero estaba a tope de gente y decidimos que no merecía la pena. Yo ya las he visto y me gustaron pero me parece que no están bien gestionadas, se visitan en grupos demasiado grandes y con poco cuidado, y K estaba cansada, así que dimos una vuelta por el pueblo, que es bonito, y nos volvimos a casa. Cena mexicana preparada por K, con quien comparto la afición a la cocina tradicional (os pongo aquí un enlace a una página que monté hace unos años con recetas del recetario habitual de su casa). Y luego, un ratito de plática en el jardín con un margarita de Tequila "del bueno" y una luna llena enorme que salió a vernos juntos y felices.

En fin, os dejo que voy a llamar a la diputación de Teruel a ver si me pagan este publirreportaje.

[Escuchando: Te convierto en canción, del álbum "Mr. Hambre" de Juan Perro]
o
Fernando para Si mi abuela viera esto..



Home
___________
hola [Powered by Blogger] Feedback by backBlog Un viaje en clique Creative Commons License
This work is licensed under aCreative Commons License.